miércoles, 22 de febrero de 2012

Por un mundo un poquito mejor...

Hola buenas tardes!! (he tenido que cambiar el saludo porque tenía el post escrito para publicarlo esta mañana, pero no me dejaba el ordenador del trabajo…)

Ojalá no tuviese que escribir este post,  ojalá este problema ya estuviese erradicado y no tuviésemos que hablar de él, pero no es así, es una realidad que nos rodea y de la que tenemos que hablar para que nos concienciemos de todos los problemas contra los que tenemos que luchar las mujeres…

Hoy es el día Mundial por la Igualdad Salarial entre Hombres y Mujeres. Parece mentira que a día de hoy y con todo lo que hemos avanzado aún exista una desigualdad manifiesta en el sueldo que cobran las mujeres y los hombres.
Es cierto que aquí estamos hablando de dos variables, por una parte nos encontramos con la desigualdad de sueldo dentro de un mismo puesto y por otra parte está que es cierto que existe una desigualdad entre el sueldo medio de los hombres y el sueldo medio de las mujeres hablando en términos totalitarios y estadísticos.

Esta última variable está condicionada, primordialmente porque los hombres tienen una trayectoria laboral superior a las mujeres que les ha llevado a conseguir puestos más importantes y, consecuentemente, mejor remunerados. Pero también es una razón básica y muy, muy importante, el llamado “techo de cristal”.
Ya me conocéis un poquito y sabéis que no me gusta usar el blog para escribir tesis doctorales (que por otra parte tampoco escribo en ningún otro sitio, jajaja) pero si me gusta hablar de las situaciones que nos rodea en términos y palabras que tod@s entendemos y nos hacen comprender y concienciarnos de los problemas.

Por eso os hablo del “techo de cristal”. El techo de cristal es una barrera invisible que limita a muchas mujeres en su trayectoria laboral y que impida que puedan alcanzar puestos directivos o de mayor responsabilidad y remuneración. Much@s pensaréis que este concepto es un concepto del pasado, que ya está superado, pero no es cierto, es una realidad presente cada día. Pensad tan solo un momento en las dificultades que tiene una madre de familia en poder pasar horas y horas en un despacho trabajando o viajando durante semanas por motivos laborales… las responsabilidades familiares la mayoría de las veces limitan las posibilidades de desarrollo laboral… Y claro, todo problema tiene su fondo, y en este caso, el fondo está la desigual repartición de las responsabilidades familiares entre el hombre y la mujer, porque si hubiese una igual repartición de las responsabilidades, tanto hombres como mujeres tendrían las mismas oportunidades para progresar en el mercado laboral…

E íntimamente relacionada está la otra variable de la que os hablaba, las diferencias en la remuneración dentro de un mismo puesto de trabajo para un hombre o una mujer, que aunque a la mayoría a veces nos parece casi imposible que esté sucediendo, cada vez que hacemos un curso sobre el tema, cada vez que nos envían información o estadísticas, este ítem aparece y es real…

Y yo os pregunto, ¿habéis notado a vuestro alrededor dificultades o diferencias en el terreno laboral o salarial? Pensadlo bien, antes de responderme, me gustaría que reflexionásemos un rato sobre ello…. Yo os cuento mi experiencia…

Yo trabajo en la administración pública, un lugar que, a priori, parece bastante aséptico e igualitario. Y sí, en principio, los requisitos de acceso a la administración pública son iguales para hombres y mujeres, pero yo me planteo la siguiente pregunta: ¿el punto de partida para el acceso a la administración es igual para hombres y mujeres? Con esto me refiero a lo siguiente, ¿tiene una mujer el mismo tiempo real y efectivo para estudiar una oposición? ¿Si hay responsabilidades familiares (no es necesario hijos, solo con tareas del hogar es suficiente) tienen las mismas oportunidades de estudiar una oposición hombres y mujeres?  Pensadlo un poquito y respondedme… Yo creo que está bastante claro que una vez que llegamos al examen de oposición estamos en igualdad de oportunidades, pero el camino que recorremos hombres y mujeres hasta llegar al examen no es el mismo…

Pasad buena tarde chic@s!!

36 comentarios:

  1. Yo trabajo en el sector privado y me relaciono con muchas empresas y empresarios. Al hecho de ser joven he tenido que unir ser mujer, y luchar y ponerme muy seria para que respeten mi trabajo y mi opinión.

    Un alto cargo no admite que una mujer joven venga a decirle que hace algo mal, y he tenido que saltar muchos escollos en mi camino para que me tomen tan en serio como a otro hombre.

    En esta sociedad sigue habiendo muchas injusticias, y se reducirían si algún gobierno tuviera agallas de regularizar el horario en los trabajos. Mucho hablar de conciliación familiar y laboral, pero yo que trabajo en una oficina salgo a las 8 de la tarde. En unos años tendré que decidir entre seguir trabajando o ser madre, pero si desde el gobierno se impusieran horarios más intensivos me sería más fácil la conciliación, e incluso tener vida social entre semana.

    No me extiendo más.

    Saludos, Cuca

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo contigo, Cuca, si ya es difícil hacerse hueco en un terreno "tradicionalmente de hombres" (lo que no quiere decir que yo esté de acuerdo con que haya terrenos de hombres y mujeres, por eso pongo las comillas...) más lo es cuando unes un factor como la juventud...
      Cuando escucho como en algunos países nórdicos la mayoría de los horarios laborales son intensivos para favorecer la conciliación de la vida familiar y laboral pienso en porqué aquí no podemos seguir el mismo modelo...
      Siento un pinchazo en el estómago cuando oigo a mujeres jóvenes todos los días hablar de que dejaron, o incluso no fueron, al instituto para cuidar a su marido os sus hijos... Quizás os parezca que eso ya no pasa, pero yo trabajo en un barrio desfavorecido en el que, no me atrevo a dar estadísticas, pero una gran parte de las chicas jóvenes han sido educadas, actúan y transmiten patrones de comportamiento anclados en el pasado y con tintes altamente machistas...
      Hasta hace unos años, antes de empezar a trabajar, pensaba que estas situaciones eran aisladas y sobre todo entre sectores de la sociedad desfavorecidas; y es cierto que la estadística sube en estos sectores, pero los valores de educación machista están vigentes en todos los sectores de la sociedad...
      Tampoco me extiendo más, que me enciendo...

      Eliminar
  2. Las circunstancias ente hombres y mujeres aún son diferentes..la mujer,llamémosla Superwoman..abarca un montón de sectores...hogar,niños,trabajo y ya no hablo de estudios ..imposibles de llevar con todas estas multifacetas..aunque el hombre ayude en casa..odio la palabreja..cuando en vez de ayudar ,colabore 100%..cuando desterremos la frase:mi marido me ayuda en casa..y digamos..los dos colaboramos en casa..empezarán a cambiar las cosas...pero aún queda muuuucho trecho..Besos,Carolina..!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón totalmente, en el momento en que decidimos tomar responsabilidades laborales sin ser conscientes, capaces o valientes para delegar el resto de responsabilidades, cometimos un gran error...
      Odio la palabreja de ayudar en casa, nadie me ayuda en mi casa porque la casa es de los dos, las tareas son responsabilidades de los dos y por eso se comparte, no se ayuda...
      Está claro que hemos avanzado mucho, pero todavía nos falta dar un paso más, eduquemos a los que vienen detrás de nosotros para que ese cambio empiece cuanto antes...

      Eliminar
  3. Creo que esto viene desde la prehistoria, el hombre garrote en mano, pero el cambio debe estar en nuestras mentes, no esperemos nada de esta sociedad machista, muy interesante tu perspectiva, te sigo besos ana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, quizás el cambio está en cada uno de nosotros, en cada gesto, cada palabra y cada valor que enseñamos cada día... Eso es lo que hace la sociedad y los cambios...
      Gracias por pasar!!

      Eliminar
  4. Tardaremos muchos años mas en que esto cambie??? estoy de acuerdo queda mucho trecho.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El cambio lo hacemos cada uno de nosotros, hombres y mujeres, y aunque el camino es arduo, poco a poco vamos avanzando...
      BSS

      Eliminar
  5. esto si que es un post!!!!! muy interesante tu reflexión y perspectiva! es una verdadera tristeza, hay que luchar :)
    http://viewonstreet.blogspot.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay días en que me levanto con ganas de luchar y me sale mi vena reflexiva, jajaja...
      Gracias por pasar!

      Eliminar
  6. Yo trabajo en un mundo de hombres y se nota q no respetan igual la opinión de una muujer que la de un hombre....una pena de vida....
    Besos
    http://todoeldiadecompras.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cuestión de educación, no debemos culpabilizar a los hombres, se han educado así y a ellos también les cuesta cambiar "el chip"...
      Es cierto que una mujer que trabaja en "un mundo de hombres" (no me gusta esta expresión, pero es así...)tiene más dificultades para que valoren su trabajo, pero es cuestión de empeño y hacerse respetar, al final la profesionalidad acaba ganando...
      BSs

      Eliminar
  7. La cosa va muy poco a poco, pero ha ido evolucionado, de eso no cabe duda. Yo estoy opositando y espero no encontrarme con esas dificultades, aunque si es verdad, que no tengo ningún tipo de carga familiar. Todavía hay mucho que mejorar pero confío en que paulatinamente lo consigamos. Muy buen post.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exactamente, no cabe duda de que hemos evolucionado mucho, pero eso no quiere decir en ningún momento que debamos conformarnos, jejeje...
      Mi planteamiento de las oposiciones era solo un ejemplo, no era ni mucho menos mi experiencia, pero si una visión general...
      Gracias por pasar!!

      Eliminar
  8. Hola!!aunque la cosa si que ha evolucionado bastante sigue habiendo muchas injusticias!!!un besazo enorme de abeja reina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te comento lo mismo que a Natalia, hemos evolucionado mucho pero debemos seguir luchando para que avancemos aún mas...
      Besos

      Eliminar
  9. Hola, no sabía que hoy fuese el día de la igualdad salarial. La verdad es que es profundamente injusto que una mejor cobre menos que un hombre por el mismo trabajo realizado, pero tengo esperanza en que poco a poco iremos construyendo un mundo sin barreras diferenciales.

    bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que hay tantos días internacionales de tantas cosas, jajajaj....
      Pues sí,es muy injusto y aunque yo a mi alrededor normalmente no veo esas desigualdades, siempre te cuenta alguien un casa de tal persona que le pasa tal... Afortunadamente, las que habéis comentado hasta ahora no os habéis encontrado con ese problema, y eso ya es un avance muy importante...
      Bss

      Eliminar
  10. Creo que tú misma estás siendo un poco machista en tu planteamiento. Desde el mismo momento en que te planteas que toda esa carga doméstico-familiar tiene que ir precisamente a tus espaldas te estás convirtiendo en esa figura que debemos evitar por todos los medios: las mujeres machistas. He preparado una oposición, larga y muy, muy dura y mientras trabajaba. Cuando llegaba a casa tenía la mesa puesta y la comida hecha y la lavadora recogida y doblada. Sé que soy afortunada por tener esa pareja que entiende y lleva a cabo lo que es y debe ser la igualdad efectiva entre hombres y mujeres. Jamás me he encontrado una limitación por el hecho de ser mujer (y si la ha habido, la he obviado). Cuando me he incorporado al mundo laboral mi sueldo ha sido siempre el mismo que mis compañeros varones. Y de ningún modo voy a tolerar que se me pongan trabas ni topes por el hecho de haber nacido con ovarios. Conciliaré la vida laboral con la familiar y el cuidado de hijos (si llegan) de la mejor manera posible y siempre con ayuda y colaboración de mi pareja. Y jamás toleraré que nadie me diga lo que debo o no hacer basándose únicamente en que soy una mujer.
    Creo que la estadísticas que se publican, como cualquier dato, es tergiversable. Evidentemente, y como tú bien dices, los altos cargos y puestos relevantes están ocupados en su gran mayoría por varones y los trabajos no cualificados por mujeres y de ahí es de donde deriva la importante diferencia salarial. Pero también son datos de una generación y una media de edad que probablemente no sea extrapolable a todos los sectores de la población, ya que corresponden a personas que probablemente no han tenido las mismas oportunidades que nosotras.
    No me gustaría ser discriminada por ser mujer, pero me sentiría igualmente ninguneada si me trataran con algún tipo de favor por el hecho de serlo. Igualdad, esa es la clave.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que no me he explicado bien... No estoy diciendo que esa carga tenga que ir a mis espaldas, lo que estoy diciendo es que para explicar y encontrar razones a muchas situaciones actuales tenemos que tener en perspectiva que la consideración general de la sociedad es que las tareas domésticas y las responsabilidades familiares son tareas femeninas. En ningún momento me he mostrado de acuerdo con que esto sea así, y si has leído alguno de mis post, creo que no soy una persona machista...
      Me alegra que me digas que te ha dado esa sensación, porque lo mejor es aclarar los términos, a veces escribimos sin darnos cuenta de que los demás no están en nuestra cabeza para saber con qué sentido decimos las cosas...
      Yo también preparé una oposición mientras trabajaba y, afortunadamente, no me encontré con estas barreras porque estaba mi hermana en casa. Mi chico, por desgracia para él, se iba a trabajar a las 7:30 de la mañana y volvía a las 8 o 9 de la noche, con lo cual no se le podía pedir más... Gracias a mi hermana no tuve que cargar con esas tareas, pero es mi caso, y veo que el tuyo es similar, pudiste dedicarte a tus oposiciones, pero mi post está dedicado a hablar de casos generalizados no de casos específicos y, por mucho que nos pese, la concepción general de la sociedad es que las tareas domésticas y las responsabilidades familiares son aspectos femeninos.
      Está claro que las cosas deberían ser tal y como tú las expones, 50% de responsabilidades, tanto en tareas domésticas como en crianza o educación de hijos,y no hablar de ayudar, sino de colaborar, pero te pregunto, ¿en todos o en la mayoría de los casos que conoces de parejas jóvenes (no te pregunto de adultos, porque son generaciones con unos valores educacionales diferentes)las responsabilidades familiares están compartidas al 50%? Si es así, me alegro mucho y es una esperanza ver que el cambio se va produciendo y que esas parejas van a transmitir a sus hijos unos patrones de comportamiento basados en la coeducación, pero sinceramente, y perdona si me equivoco, creo que en gran parte de los casos los valores de educación en desigualdad se siguen reproduciendo...
      Tenemos la suerte de trabajar en la administración pública y de poder decir "no" cuando nos tratan diferente o nos encargan tareas diferentes por ser mujeres u hombres, pero deberíamos pensar también en muchas mujeres y hombres que trabajan en el sector privado y que no tienen la suerte de poder decidir, pues hay veces que el pan y el trabajo están por encima de nuestra capacidad de defender nuestros valores...
      En cuanto a los datos estadísticos, estoy totalmente de acuerdo contigo, de hecho empecé mi post diciendo que parte de la razón de que las estadísticas salariales totalitarias arrojaran un sueldo mayor para los hombres era que su trayectoria laboral era más amplia, con lo cual no podemos luchar contra la antigüedad laboral, a eso me refería también con que el punto de partida de las mujeres y los hombres no es el mismo, la trayectoria en la historia ha sido diferente y eso no se puede cambiar...
      En cuanto a la discriminación por ser mujer, está claro que nadie queremos que nos traten peor por ser mujer o por ser hombre, pero también está claro que las mujeres no queremos ser hombres y los hombres no quieren ser mujeres, queremos tener los mismos derechos y posibilidades, yo soy una mujer y los hombres y las mujeres biológicamente somos diferentes, pero eso no es una razón para que me discriminen, por eso, para mí la clave es la Igualdad dentro de la diferencia...
      Me encanta que haya debate en el blog, es la mejor manera de compartir, de que este blog esté vivo y, sobre todo, de aprender un@s de otr@s, porque tod@s vemos las cosas de forma diferente, pero tod@s tenemos nuestra parte de razón...
      Esta es tu casa...

      Eliminar
  11. Respuestas
    1. A veces la mejor manera de luchar es hablar...

      Eliminar
  12. Yo desde mi experiencia, siempre con trabajos en la empresa privada he visto diferencias entre hombres y mujeres..Haciendo un gran esfuerzo por ser valorada y respetada. Con horarios inflexibles e incompatibles con una vida familiar, haciendo horas no remuneradas y con superiores machistas que se vanaglorian de que el sueldo en su empresa es el mismo para hombres que mujeres...pura demagogia!!La realidad es que a igualdad de "titulitis" o incluso inferior el hombre, él cobra más porque a la mujer le ponen una categoria inferior...Esa realidad existe...
    Un besazo enorme guapa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que educar en igualdad, y el hecho de que el ("niño") crea que no tiene que aportar ninguna ayuda al ambito familiar y doméstico.La culpa es unicamente de la educación machista(que la ejercen las mujeres).

      -El ejemplo: lo teneis en la forma de hablar oscenamente:al hombre se le rien las gracias...porqué.A la mujer que se condena socialmente.-Oscenamente no tiene que hablar nadie, ni pegar puñetazos, ni oler mal, ni levantar la voz etec etec etc.Estamos hablando cuando se arrojan estas estaísticas de descrimininación.

      Es que si en las aulas se enseña en igualdad, los resultados tienen que dar el mísmo coeficiente...
      Comparto totalmente el punto de vista de "Anonimo".

      Besos

      Eliminar
    2. Carolina, no estoy enfadada jeje.Es que entre que me como la mitad de las palabras por no verificarlas y que soy tan tajante.

      -Lo dicho: aun nos queda un buen trecho por recorrer...y yo me considero una persona afortunada.Pero así y todo hay que luchar un poco más.Sobre todo la autoestima, no el victimismo.

      Perdona amor es que estos temas me sacan de madre.

      Eliminar
    3. @Eva: Me alegro de que compartas tu caso y nos expliques que en tu experiencia si has visto casos de desigualdad salarial y, como tú dices y yo ya apuntaba en el post, parte de la causa está en la desigual repartición de puestos de responsabilidad...
      Solo nos queda luchar como mejor sabemos, con las palabras y con la educación, que, al fin y al cabo, es la transmisión de valores y patrones de comportamiento.

      @Bertha: Totalmente de acuerdo, creo que en ningún momento he expuesto un punto de vista victimista, y si lo he hecho ha sido sin intención...
      Tienes razón totalmente en el tema de la coeducación, desde que nace un bebé le tratamos de forma totalmente diferente si es niña o si es niño, y no estoy hablando del color de la ropa, sino de algo más profundo, desde el cariño, la suavidad y la ternura del trato hacia las niñas hasta el "machote" que vemos en un niño bebé...
      Por eso la educación en valores (da igual si hablamos de coeducación, de educación vial, educación para la salud o educación cívica...) la hacemos todos, familia, escuela y grupo de amigos o sociedad y todos tenemos que implicarnos para que las cosas cambien...
      No se si de mi post se puede desprender que estoy de acuerdo con las estadísticas que muestro, no es esa mi intención, pero como ya he dicho, a veces no nos damos cuenta de que los demás no están en nuestra mente para saber como pensamos... Simplemente estaba trasladando las situaciones que vemos día a día en nuestro trabajo y en nuestra vida diaria... en ningún caso son opiniones ni experiencias personales...
      Está claro que hemos avanzado mucho y que queda mucho por avanzar, pero se trata de eso de la lucha del día a día, así es como hemos avanzado, poco a poco, y así es como vamos a seguir avanzando...
      Bss

      Eliminar
  13. ahora ya puedo escribir!.

    Las estadísticas no son fiables a un 100%,y la educación es igual para todos en cuanto a valores y conocimiento.Por lo que hacia alusión a la forma de emplearse el lenguaje y en este caso de forma obscena...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que no son fiables al 100 %, pero yo es que trato a diario con cientos de unidades familiares que están transmitiendo los valores machistas de los que hablo y para mi las estadísticas actualmente tienen cara, antes no, cuando estudiaba o cuando trabajaba en otros sectores, me parecían que eran casos lejanos, pero no, los casos visibles están ahí a nuestro lado y los pequeños detalles del día a día me dan la razón y como tú misma dices, desde el mismo momento en que se permite que un hombre sea soez y una mujer no, ya estamos hablando de desigualdad o desde el mismo momento en que "queda feo ver a una mujer borracha" pero no a un hombre o qué feo queda que una mujer esté fumando o diciendo tacos, estamos hablando de desigualdad y por favor, ojalá me contestéis todas diciendo que no es así, que estoy equivocada y que nunca escucháis este tipo de comentarios, porque me acostaría esta noche super feliz pensando en que las cosas son diferentes y solo hay este tipo de situaciones a mi alrededor...
      Cuando hablo de desigualdad siempre salen las dificultades de la mujer o los problemas de la mujer porque en general son mayores, pero yo siempre tengo en mente que estas dificultades también afectan y mucho a los hombres, simplemente considerad la desventaja que es para un hombre el que desde pequeño le digan que tiene que "ser un machote" "que los hombres no lloran" y que tiene que ocultar y reservar sus sentimientos... tiene que ser tan frustrante el que no puedas mostrar tus sentimientos, el que no puedas llorar cuando te apetezca o cuando lo sientas porque socialmente está mal visto...
      Los problemas de educación en desigualdad nos afectan a hombres y mujeres por igual, pero no olvidemos (y vuelvo a repetir) que la situación de partida de la mujer es de desventaja y por eso luchamos más, y también porque desde pequeñas (por ser mujeres...) nos dejan manifestar lo que sentimos y pensamos...
      Chic@s, me encanta que aparezca el debate y podamos compatir y aprender...

      Eliminar
  14. Me parece muy interesante el tema que has planteado y estoy totalmente de acuerdo contigo. El tema de la desigualdad salarial y el techo de cristal sigue presente hoy en día en el mercado laboral, y ello a pesar de la cualificación femenina, que es superior en el nivel académico a la del hombre, sin embargo, ello no tiene su reflejo en el mercado de trabajo. Yo creo que son varios los factores u obstáculos que juegan en nuestra contra: el primero y principal, el papel de la educación, que contribuye a perpetuar formas de pensamiento, roles sociales y estereotipos que relegan a la mujer al ámbito de "lo privado". También contribuye a esta desigualdad la falta de corresponsabilidad en las tareas domésticas entre hombres y mujeres, asumiendo éstas todavía, la mayor carga en las tareas domésticas y el cuidado familiar, lo que nos hace más sensibles a las políticas de horario y resta tiempo para afrontar procesos de selección y promoción. Y con esta situación pierde la mujer, pero también pierde la sociedad en su conjunto pues, con esta infrarrepresentación se están perdiendo cualidades "femeninas" como el trabajo metódico y organizado y modelos de liderazgo y dirección que podría ser muy beneficiosos para las organizaciones, tanto públicas como privada. En definitiva que nos queda mucha lucha a las mujeres por delante en el camino hacia la igualdad... Un beso y que disfrutes del fin de semana
    http://thepurplefashion.blogspot.com

    ResponderEliminar
  15. No es la primera vez q has tratado un tema social y me parece muy interesante que podamos reflexionar y debatir siempre que nos dejes un pokito de tu espacio ;) No considero que la desigualdad sea una cuestión superada y del pasado, todavía hay comentarios negativos de la incorporación de la mujer al mundo laboral por "destruir" los núcleos familiares tradicionales... Me parece muy triste. Considero que ambos (hombres y mujeres) partimos de la misma base en cuanto acceder a la educación para profesionalizarnos pero en la empleabilidad, las mujeres tenemos desventaja debido a que convierten el cuidado del hogar y el que seamos las responsables de la vida en handicaps. En cuanto a estadísticas, las mujeres entre 25 a 40 años son uno de los sectores con mayores dificultades para encontrar empleo.
    Ya que se nos "marca" como las responsables de la educación básica (valores y principios) en la familia, inculquemos a nuestros hijos la igualdad y el respeto hacia los demás que últimamente (solo hay que echar un vistazo a cualquier telediario o periódico) brilla por su ausencia.
    Un beso desde La Sonrisa Del Durmiente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy totalmente de acuerdo, la coeducación es la base del cambio, y ese cambio empieza en cada un@ de nosotr@s...
      Bss

      Eliminar
  16. La verdad es que tienes mucha razón. Pero yo creo que el problema empieza también en el núcleo de la pareja!es decir, el hombre tiene que entender que en casa tiene que ayudar en iguales condiciones que la mujer.
    Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que más que "ayudar" debe entender que la responsabilidad es de ambos, y que nadie ayuda a nadie, sino que las tareas se comparten...
      Bss

      Eliminar